Polonia: intifada europea

Un año más, el actual gobierno polaco en manos del PiS (Prawo i Sprawiedliwość, “Ley y Justicia”) se ha propuesto homogeneizar la tradicional marcha de la independencia del 11 de noviembre, tratando de ofrecer una única visión plana y uniforme de una suerte de “patriotismo cívico” políticamente correcto que excluya cualquier expresión nacionalista radical, socialista y europeísta. Tal es la historia que siempre se repite cuando la derecha, inevitablemente acomplejada y eunuca, toma las riendas de un país.

Así pues, en los prolegómenos de la marcha de este año, se repitieron las acciones de persecución y represión contra los organizadores del Bloque Negro, marcha independiente y deliberadamente separada de los actos oficiales del gobierno. Si bien la presión fue menor que el año pasado, varios de los militantes responsables del Bloque Negro fueron hostigados por la policía los días anteriores al 11 de noviembre, siendo sometidos a registros y detenciones amparándose en vagas interpretaciones del código penal polaco, de manera que otras actividades que se pretendían llevar a cabo como complemento a la marcha, como la jornada de conferencias “La Europa del Futuro”, no pudieron realizarse.

A pesar de todo, por tercer año consecutivo, el Bloque Negro tomó las calles de Varsovia bajo una sencilla premisa: nada de censura, nada de corrección política, ninguna concesión. Cientos de militantes marcharon nuevamente, con sobriedad y disciplina, exhibiendo símbolos y lemas más que incómodos para el Sistema y llevando a las calles la voz del verdadero nacionalismo, enemigo del patético patriotismo capitalista de las derechas.

Son estos jóvenes rebeldes e inconfomistas, llenos de orgullo, enardecidos y sin miedo a señalar a nuestros enemigos, quienes consiguen avivar la llama de la revolución y empujar a otros a unirse a la lucha por una Europa libre. Jamás lo harán los advenedizos derechistas, que vienen precisamente a apuntalar el corrupto Sistema actual, por mucho que traten de apropiarse y adulterar nuestro mensaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *