8 de mayo, 75 años después

En el 75º aniversario del peor episodio de la historia de Europa, la formación alemana Der Dritte Weg quiso homenajear como corresponde a aquellos que derramaron su sangre y cayeron luchando sin tregua contra el enemigo del mundo y sus nefastos aliados en la dureza de las trincheras de una Europa que finalmente sucumbía tras seis años de guerra.

Mientras las fuerzas del Sistema, lejos de ocultar su sadismo y podredumbre moral, realizaban sus particulares celebraciones, como la profanación de la Puerta de Brandenburgo proyectando un mensaje de agradecimiento a los invasores soviéticos, el pasado 8 de mayo Der Dritte Weg volvió a demostrar la valía de sus militantes y su inquebrantable compromiso con la causa social y nacional convocando varios actos en diferentes regiones de Alemania y Austria.

De este modo, los disciplinados miembros del partido rindieron honores a los héroes caídos en los cementerios de áreas tan dispersos como Westerwald, Mittelsachsen, Vogtland, Turingia Oriental, Renania-Palatinado, Vorarlberg, Sajonia, Múnich o Berlín. En todos ellos llevaron a cabo tareas de limpieza, ya que algunos de los monumentos y lápidas se encuentran en un pobre estado de conservación, así como la colocación de velas y de carteles con mensajes llamando a resistir frente a la versión oficial de la Historia, impuesta por los vencedores, y a seguir el ejemplo de sus antepasados en la lucha por una nueva Alemania.

Der Dritte Weg vuelve a mostrar el camino a las formaciones nacionalistas europeas al demostrar que la lucha por cuestiones actuales como la inmigración o el trabajo no implica la renuncia a honrar a quienes nos precedieron en la lucha y se sacrificaron por la libertad de nuestro pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *