Arranca el proyecto Media 2 Rise

De la mano de la organización estadounidense Rise Above Movement, algunos de cuyos militantes han sufrido represión por parte del Sistema debido a su intenso activismo, surge la iniciativa Media 2 Rise con el propósito de crear reportajes cubriendo las actividades de diversos movimientos nacionalistas europeos.

El proyecto Media 2 Rise se propone mostrar la realidad de los grupos nacionalistas desde su propio punto de vista, sin las mentiras y tergiversaciones propias de los medios de comunicación del Sistema, dando voz directamente a sus protagonistas sin censura ni manipulación. El ambicioso, y necesario, proyecto pretende ofrecer entrevistas y reseñas de manifestaciones y otro tipo de actos políticos al tiempo que cuenta las vivencias de los reporteros en los distintos países europeos que visitan. Al margen de esta serie documental, el canal de YouTube de Media 2 Rise también presenta vídeos donde Robert Rundo, promotor del proyecto, narra sus experiencias en el movimiento identitario y ofrece consejos para los jóvenes militantes.

Es importante que todos los grupos tercerposicionistas comprendan la importancia de crear sus propios medios de comunicación en los que poder expresarse en libertad y mostrar su realidad sin edulcorar y sin pasar por la inevitable censura del Sistema. Los medios de masas pierden credibilidad a pasos agigantados, necesitan continuas inyecciones de dinero por parte de los gobiernos para no quebrar y, día tras día, una cada vez mayor porción de la sociedad busca medios alternativos donde informarse. Es hora de arrebatar el monopolio de los medios de comunicación a estos profesionales de la mentira.

El primer episodio de esta serie documental ya ha sido publicado. En él se cubre la visita de los reporteros del proyecto a Bulgaria y su asistencia a la marcha en honor al general Hristo Lukov, líder de la Unión Nacional de Legiones Búlgaras y asesinado por partisanos comunistas en 1943. Esta marcha, organizada por la Unión Nacional Búlgara, se ha venido celebrando anualmente desde 2003 y ha sido precisamente la de este 2020 la primera en contar con severas restricciones por parte de las autoridades búlgaras. Se prohibió a los asistentes marchar por las calles de Sofia, como es tradición, y solo se les permitió concentrarse frente a la casa natal de Lukov y celebrar allí el mítin programado. A pesar de todo, cientos de camaradas llegados de países como Polonia, Alemania, Chequia, Francia, Suecia o Noruega pudieron asistir y rendir honores al general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *