Dos exmiembros de National Action son condenados a prisión

Los exmiembros de la organización británica National Action (ilegalizada en diciembre de 2016) Christopher Lythgoe, de 32 años, y Matthew Hankinson, de 24, fueron sentenciados el pasado 18 de julio, tras un juicio que ha durado más de cinco semanas, a ocho y seis años de prisión respectivamente por, según la sentencia, seguir perteneciendo a la citada organización después de su ilegalización. Los cargos que los acusaban de incitación a la violencia y al asesinato fueron finalmente retirados. Un tercer condenado en el mismo proceso, Jack Renshaw, de 23 años, se declaró culpable de planear el asesinato de Rosie Cooper, diputada del Partido Laborista, y de haber amenazado a una oficial de policía. Sin embargo, no ha podido ser probado que Renshaw perteneciera a National Action. Los otros tres procesados, del total de seis, han sido absueltos.

El que, según los medios de comunicación británicos, estaba llamado a ser el juicio del siglo ha concluido así tristemente envuelto en polémica y serias dudas sobre su rigor e imparcialidad, al verse retirados muchos de los cargos a los que se enfrentaban los exmiembros de National Action y al no estar probada la pertenencia a la organización del único acusado que se ha declarado culpable de planear acciones violentas.

National Action fue ilegalizada el 16 de diciembre de 2016 en base a unos desafortunados comentarios que desde dicha agrupación se hicieron en redes sociales celebrando el asesinato de la diputada anti-brexit Jo Cox en noviembre de aquel año; el grupo fue declarado organización terrorista por publicar dichos comentarios. La acusación declaró posteriormente que algunos de los antiguos militantes de National Action seguían reuniéndose con frecuencia y entrenando juntos en un gimnasio de artes marciales mixtas en la ciudad de Warrington. Esas han sido todas las pruebas que el jurado ha considerado suficientes para condenar a dos personas por, supuestamente, seguir perteneciendo a una organización ilegalizada…

Lejos de ser una organización perfecta, y al margen de sus errores y actos realizados más por pura provocación que por verdaderos intereses políticos, National Action supuso una bocanada de aire fresco en el conjunto de los grupos alternativos al Sistema, haciendo tambalear los cimientos del estancado y senil panorama “social patriota”, alejándose del discurso chovinista, conservador y sionista de organizaciones como la English Defence League o el British National Party, exponinéndolos como los grupos reaccionarios y obsoletos que realmente son. En su breve vida desde 2013 hasta 2016, National Action, con un mensaje abiertamente nacionalsocialista, sin miedo a mencionar a Hitler, Mosley y otros referentes históricos, con una imagen y estética actualizadas y un manejo notable de las nuevas tecnologías, fue capaz de crecer rápidamente hasta contar con cien militantes en todo el país, organizar interesantes conferencias, realizar campañas de propaganda en apoyo de otros movimientos europeos perseguidos, como Amanecer Dorado y el Movimiento de Resistencia Nórdico, y organizar efectivos actos en la calle como la White Man March en Newcastle el 21 de marzo de 2015. Tras su forzada disolución, dos nuevas organizaciones que seguían una línea similar a la de National Action fueron creadas en las islas británicas, Scottish Dawn y National Socialist Anti-Capitalist Action, pero ambas fueron igualmente ilegalizadas en 2017.

Un comentario sobre “Dos exmiembros de National Action son condenados a prisión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *