Yo tenía un camarada: Gaston-Armand Amaudruz. Por Ramón Bau

El 7 de septiembre de 2018 ha fallecido Amaudruz, uno de los grandes camaradas, un combatiente incansable y dedicado totalmente a la lucha, inasequible, jamás traicionó una idea por votos o conveniencias.

Racista sin supremacismos ni xenofobias, nacionalsocialista, honrado, sacrificado siempre, perseguido y encarcelado. Un ejemplo como ya no hay.

Era el fundador de la revista suiza de ideas y lucha Courrier du Continent, publicada desde 1946, que se editó hasta que la salud se lo impidió en 2013.

Publicó en 1949 el libro “Ubu Justicier au premier procès de Nuremberg”, el primer texto en denunciar las barbaridades del proceso militar de Núremberg. Gracias a ser suizo, durante muchos años pudo tener una libertad de expresión prohibida en la mayoría de países europeos. Solo mucho más tarde se empezaron a implementar leyes antirrevisionistas en Suiza.

Luego fundó el Mouvement Social Européen y el Nouvel Ordre Européen (NOE), que reunió a grandes camaradas de toda Europa editando conclusiones e ideas. CEDADE estuvo muy ligado al NOE, varias veces se celebró en España, una de ellas en mi propia casa.

El NOE fue realmente el primer intento serio de europeísmo confederal, que no pretendía utopías unitarias totales sino reunir en el espíritu y la voluntad a europeos de todos los países con una idea de Europa diversa pero unida, basada en la cultura y origen étnico común, respetuosa con cada lengua, tradición y pueblo europeo, pero comprendiendo la necesidad de una unidad fundamental para la supervivencia europea.

De cara a evitar problemas de ‘grupos’, en el NOE la presencia era personal, no de un grupo como tal, de forma que se seleccionaban personas serias, sin problemas de rivalidades de grupos.

Los textos salidos del NOE eran siempre serios y debatidos con cuidado.

Traduje el libro suyo “Nosotros los racistas”, que editamos en CEDADE en 1976.

Revisionista siempre, fue perseguido por ello en Suiza, y fue el primer prisionero de la democracia suizo por este tema.

Recibía visitas constantes en Lausanne, Suiza, mientras su salud lo permitió.

Su divisa, Honor y Fidelidad, debe ser la nuestra siempre.

¡Gaston-Armand Amaudruz, presente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *