Entrevista: Andreas Johansson (Movimiento de Resistencia Nórdico)

Bienvenido, Andreas. Por favor, preséntate a los lectores. ¿Cómo llegaste a ser nacionalsocialista y cómo te involucraste en el Movimiento de Resistencia Nórdico?

Bien hallado. Mi nombre es Andreas, soy miembro de la rama sueca del Movimiento de Resistencia Nórdico y presento su podcast en habla inglesa Nordic Frontier, con el que aspiramos a llegar a todo el mundo con nuestro mensaje. El mensaje del nacionalsocialismo nórdico.

Comparado con muchos de mis camaradas, el nacionalsocialismo llegó tarde a mi vida. Llevé una vida bastante decadente en mi juventud, desperdiciando muchos años en fiestas, consumiendo grandes cantidades de medios de comunicación lobotomizantes y simplemente llenando mi cabeza de tonterías. Siempre fui un buscador y finalmente llegó el momento en que conocí a una buena mujer (mi esposa hoy), obtuve cierta estabilidad y empecé a tomar un enfoque serio de la vida. Fue durante este tiempo cuando el “movimiento por la verdad” comenzó realmente a despegar en internet, diría que alrededor del 2010. Comencé a leer muchos medios alternativos y a ver oscuros documentales, y escuché horas y horas de podcasts disparatados. Toda esta información me fue mandando de una “madriguera de conejo” a otra, investigando cualquier cosa desde los reptilianos de David Icke hasta el 11-S y viceversa. Durante este tiempo, Red Ice Radio y sus invitados fueron una gran fuente de información para mí, y literalmente sentía que mi mente estaba siendo volada a diario.

Después de un tiempo, este tipo de información se estaba volviendo demasiado abstracta. Los alienígenas, los reptilianos y los illuminati no eran lo suficientemente reales. Ese es el momento en que tomé contacto con material revisionista y con personas que realmente cuestionaban el holocausto. Y también fue la primera vez que me sentí cauteloso al acceder a información controvertida. Saber que los seis millones son un engaño cambió mi vida para siempre. Todavía recuerdo el día siguiente, yendo al trabajo sabiendo que el holocausto no ocurrió. Fue un sentimiento muy especial.

Este fue el primer impulso hacia el nacionalsocialismo real, porque me pregunté: si Hitler no gaseó a seis millones de judíos, ¿qué es lo que estaba tratando de hacer entonces? Me llevó a “Adolf Hitler: la historia más grande jamás contada”, el documental de todos los documentales, de Dennis Wise, que finalmente me hizo darme cuenta de que el nacionalsocialismo era la respuesta, la herramienta definitiva, la visión natural del mundo que transformaría a nuestro pueblo en lo que estaba destinado a ser. Después de eso leí “Mein Kampf” y consolidó mi convicción. Obviamente sucedieron muchas otras cosas en el camino, pero se podría decir que la “cuestión reptiliana” se convirtió en la “cuestión judía” y me hizo darme cuenta de que son personas reales los responsables del genocidio blanco.

Después de darme cuenta de esto, del genocidio blanco y de que el nacionalsocialismo era la respuesta, comencé a buscar algo en lo que involucrarme. Algo verdadero que mostrara y tratara todos esos problemas que había estado investigando y, poco tiempo después, encontré la web nordfront.se y el Movimiento de Resistencia Nórdico. Me impresionó su plataforma de medios, cómo se mostraban en sus videos activistas, y también disfruté escuchando su radio. Pero no fue hasta que publicaron su programa político, “Nuestro Camino”, que sentí que debía involucrarme. Ahí había un documento que yo podía firmar, algo en lo que quería trabajar para difundirlo a todas las personas del norte.

Y eso es, en resumen, cómo me convertí en miembro del Movimiento de Resistencia Nórdico en 2016.

Durante los últimos años, el Movimiento de Resistencia Nórdico ha ido creciendo y fortaleciéndose en Escandinavia, así como ganando cada vez más apoyo en toda Europa. ¿Podrías contarnos un poco sobre su creación, su historia y su desarrollo en los diferentes países nórdicos?

El movimiento fue creado en 1997 por Klas Lund, quien lo dirigió hasta 2015, cuando entregó el liderazgo a Simon Lindberg. En aquel entonces se llamaba Movimiento de Resistencia Sueco y no era explícitamente nacionalsocialista, pero después de unos años de expansión y contracción, el movimiento finalmente desarrolló una versión más o menos definida de nacionalsocialismo nórdico. Desde el principio, Klas Lund tuvo la visión de un norte libre y unido que incluiría Suecia, Finlandia, Noruega, Dinamarca e Islandia. Estos países conformarían lo que nosotros llamamos Nación Nórdica.

En 2009 se creó por primera vez una rama finlandesa y Antii Niemi es el actual jefe de esa rama. Ha ido creciendo constantemente a lo largo de los años pero, como es probable que hayas oído, recientemente ha sido prohibido por los tribunales de Finlandia. Todavía estamos esperando a ver cómo nos afectará esta prohibición en la práctica, pero la lucha continúa de todos modos.

La rama noruega del movimiento también ha tenido altibajos. Pero finalmente alcanzó una estructura estable en 2011, encabezada por Haakon Forwald. Se han establecido bien y actualmente mantienen seis núcleos diferentes activos en toda Noruega.

Hubo unos primeros intentos de comenzar algo en Dinamarca, pero fallaron después de un tiempo. Pero recientemente se hicieron nuevos esfuerzos y nos complació anunciar el año pasado que ahora hay una rama oficial del Movimiento de Resistencia Nórdico activa en Dinamarca. Este grupo de activistas ha trabajado muy duro desde su inicio y está creciendo rápidamente.

También tenemos un grupo activista en Islandia, difundiendo el mensaje y reclutando allí.

En el invierno de 2015/2016, desde el Movimiento de Resistencia Nórdico lanzamos nuestra rama parlamentaria en Suecia y se publicó nuestro programa de partido, “Nuestro Camino”, que también está disponible en inglés. En 2018 nos presentamos en nuestras primeras elecciones generales como partido político, después de haber centrado nuestros esfuerzos en el activismo callejero durante casi veinte años.

El Movimiento de Resistencia Nórdico es claramente más que un partido político. ¿Qué otras actividades realiza fuera de lo estrictamente político? ¿Organiza el movimiento grupos de estudio o conferencias sobre temas tales como cultura, ética o filosofía? ¿Imparte algún tipo de cursos formativos a sus futuros líderes?

Sí, además de organizar mítines, dar discursos y repartir folletos públicamente, tenemos una sólida cultura interna en la que organizamos una variedad de actividades diferentes. Por ejemplo, senderismo en la naturaleza, conferencias / seminarios sobre diferentes temas… estas actividades pueden realizarse en grupos de activistas locales o a nivel nacional en grupos más grandes.

Al comienzo de cada año organizamos las “Jornadas Activistas”. Este es un evento cerrado al que se invita solo a miembros activos centrado en el activismo, conferencias para promover la lucha, y se otorgan premios a los miembros más activos y diligentes.

A fines del verano organizamos las “Jornadas Nórdicas”. Este es un evento más abierto, en el que se invita a personas de fuera de la organización y a familiares para poder crear un ambiente más festivo y popular. Generalmente tenemos juegos de lucha, donde equipos de activistas compiten en diferentes actividades. Al terminar, uno de ellos es nombrado el “Nórdico del Año”. En esta jornada mezclamos además discursos, comida y música, y por lo general dura dos días.

¿Cuál es su opinión acerca de ciertos grupos populistas, como por ejemplo PEGIDA, que protestan contra algunos de los problemas de la sociedad actual, como la inmigración masiva, pero en realidad solo se preocupan de las consecuencias y no atacan las causas de dichos problemas? ¿Podrían estas organizaciones estar apoyadas, o incluso creadas, por el Sistema para promover la islamofobia y generar entre los europeos simpatías hacia las políticas criminales de Israel?

Sí, la mayoría de estos grupos son lo que llamamos “contrayihadistas” que se centran en el islam como religión y no en los “extranjeros raciales”, el problema étnico. Son un método seguro con el que el poder controla a las masas, permitiéndoles descargar parte de su descontento pero no permitiéndoles llegar al núcleo del asunto. En mi opinión, estos grupos no deben ser apoyados, pero debemos esforzarnos en que sus seguidores puedan conocer la verdad. Es, por ejemplo, lo que hacemos con personas que creen que el partido Demócratas de Suecia supondrá alguna diferencia en el parlamento sueco. Cada vez que su preciado partido se vende, nosotros se lo mostramos. Y cada vez más personas se están dando cuenta de su falta de sinceridad.

El tema de la oposición controlada es muy grave y existe en todos nuestros países. Algunos lo hacen conscientemente a cambio de algún tipo de recompensa, otros, sin saberlo, piensan que están haciendo lo correcto. Pero sabrás de qué tipo son cuando intentes ilustrarlos sobre por qué tenemos una inmigración masiva, por qué nuestras sociedades se están hundiendo y por qué nuestros “líderes electos” no están haciendo nada para mejorar las cosas.

También opino que no necesitamos “opciones más suaves” que conduzcan al pueblo en la dirección correcta. Yo no necesité esa opción y no creo que tengamos tiempo que perder discutiendo sobre si hay extranjeros raciales buenos que puedan quedarse dentro de nuestras fronteras o no. El genocidio blanco está ocurriendo a gran velocidad en todo el mundo blanco y necesitamos asegurar nuestra existencia futura sin compromisos.

Para responder a tu última pregunta, sí, creo que este “sentimiento de seguridad” está creado y respaldado por el judaísmo internacional, pero para varios fines diferentes. La islamofobia es uno, pero también es para distraernos de las políticas genocidas sionistas mientras nuestros países se pudren desde dentro. El final de la partida es el sueño húmedo de Kalergi.

Vuestro movimiento apoya la idea de unir Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia en la creación de una nueva nación nórdica. ¿Está esta idea ampliamente aceptada en estos países? Por ejemplo, cuando la idea de unir España y Portugal ha sido propuesta por grupos nacionalsocialistas, ha sido generalmente rechazada y atacada por patriotas chovinistas debido a su mentalidad obsoleta…

Tengo que ser honesto y decir que no, no creo que sea ampliamente aceptada ni tan siquiera bien vista por las grandes masas, tampoco entre los nacionalistas. Pero dicho esto, la visión de unir a nuestros países y crear un núcleo fuerte, un refugio seguro para los nórdicos blancos, es algo que realmente me atrajo hacia el movimiento. Siento que aún estamos muy lejos en esta lucha por la supervivencia, los enemigos han conseguido una gran ventaja en esta guerra genocida durante décadas sin que los blancos ni siquiera respondan. En este mundo globalizado, unirnos en una escala mayor, es decir, pensar en la raza en lugar de la etnia, es algo en lo que debemos pensar. Y con la superficie de tierra, los recursos naturales y el ingenio de los nórdicos, podríamos hacer de esto una nación gloriosa.

Con respecto a esto, creo que un país solo no podría liberarse de las cadenas del capitalismo y resistir el ataque del Sistema actual, ya sea un boicot económico o incluso una guerra abierta si fuera necesario, por lo que incluso si alguien no respalda la idea de crear nuevos Estados “supranacionales” desde un punto de vista ideológico aún así debería ser apoyada por meras razones estratégicas y prácticas. ¿Cuál es tu opinión? ¿Crees que la creación de nuevos bloques geopolíticos es la mejor manera de lograr una Europa nacionalsocialista unida?

Sí, haciéndome eco de algo de lo que estaba diciendo antes, unirnos en una escala mayor será más efectivo si realmente queremos sobrevivir a este ataque. Al igual que Hitler quería unir a los alemanes de diferentes países de Europa, también deberíamos esforzarnos por encontrar pueblos similares en cuanto a etnicidad y cultura con los que cooperar.

Esto es global, las fuerzas antagónicas han plantado su mirada en la raza blanca en particular, dondequiera que esté en el mundo. Así que es hora de que los “patriotas chovinistas” despierten y vean el panorama general. Las cosas están cambiando rápidamente y tenemos que cambiar con ellas, de la manera correcta.

Eres el presentador del podcast altamente recomendable Nordic Frontier, que ya tiene más de 80 episodios grabados y disponibles en internet. ¿Cómo surgió la idea de crear un programa de radio en habla inglesa? ¿Qué tipo de contenidos pueden encontrar los oyentes y cuáles son los objetivos detrás de esta iniciativa?

Al haber “despertado” y accedido a tanta información, sentí la necesidad de repartir los beneficios, por así decirlo. Y cuando empecé a escuchar muchos podcasts, después de un tiempo decidí crear uno propio. El problema era que no sabía de qué trataría realmente el podcast. ¿De qué temas podría hablar que nadie más tratara?

Esta idea finalmente se cristalizó después de asistir a mi primer mitin con el Movimiento de Resistencia Nórdico, en el que logramos reunir en Estocolmo a 700 personas para marchar con nosotros bajo el lema “Detener la invasión, comenzar la repatriación” en 2016. Tenía la sensación de que aquel esfuerzo no recibía la atención que merecía internacionalmente, y no veía a nadie más en la escena internacional difundiendo el nacionalsocialismo a una escala como la nuestra. Así que decidí preguntar si estaría bien comenzar un podcast en el que promover el movimiento, hablar sobre sus políticas y actividades… ese sería su objetivo principal. Nunca esperé que se incluyera en la radio de Nordfront como el podcast oficial del movimiento en habla inglesa, pero lo fue y esto me puso muy nervioso al principio, ya que yo era casi un recién llegado en el movimiento. Este nerviosismo ahora ha disminuido un poco y creo que estamos funcionando bastante bien.

Después de empezar con el programa de radio, sin embargo, aparecieron nuevos objetivos. El primer objetivo fue hacer llegar el programa político del partido “Nuestro Camino” al público internacional. Esto se hizo durante los primeros 20 episodios del programa, en los que leíamos los puntos programáticos del partido y luego lo discutíamos un poco. Estos episodios aún están disponibles y los diferentes puntos pueden verse en el título de cada episodio.

Cuando terminamos con el programa del partido, nuestro próximo objetivo, con el que todavía seguimos hoy, fue analizar las condiciones de la Nación Nórdica. Hablamos de política, noticias y sucesos para tener una idea de hacia dónde nos dirigimos, porque en muchos aspectos los países nórdicos, especialmente Suecia, son conejillos de indias. Aquí, los marxistas culturales están forzando los límites de la realidad a cada oportunidad que tienen, y es nuestro trabajo contárselo al mundo desde una perspectiva nacionalsocialista. También incluimos todos los acontecimientos relacionados con nuestro movimiento, actividades, juicios y tribulaciones y las mentiras de los medios judíos.

Crear nuestros propios medios es muy importante para contrarrestar los medios masivos de lavado de cerebro del Sistema. Simplemente no se puede entender que haya organizaciones políticas que no produzcan sus propios medios, como revistas o contenidos audiovisuales. Aparte de Nordic Frontier y la sueca Radio Nordfront ¿qué otros medios existen bajo la enseña del Movimiento de Resistencia Nórdico?

Nuestro movimiento tiene una larga historia de creación de sus propios medios. Ya a finales de los noventa, imprimíamos nuestros propios periódicos porque, como dices, siempre hemos sabido la importancia de dar nuestra propia versión de la historia, especialmente cuando los medios de masas mienten como locos cada vez que salimos a la calle.

En 2012 se lanzó nordfront.se y desde entonces todas las demás ramas del movimiento tienen su propia página web. Siempre hemos sido conocidos por nuestros vídeos, éstos muestran nuestro activismo callejero, nuestras reuniones y nuestras manifestaciones. Solían publicarse en YouTube durante muchos años, pero lamentablemente ahora todos han sido censurados.

Hoy hemos ampliado bastante este esfuerzo y mantenemos activos nueve podcasts diferentes que se publican semanalmente. Siete de los cuales están en sueco, uno en inglés y uno en noruego. Cubrimos todo tipo de temas desde noticias nacionales hasta noticias locales, preparacionismo y activismo. Después de eso, hemos puesto en marcha dos canales de televisión en directo en Suecia, un tercero y quizá un cuarto estarán pronto en funcionamiento. También emitimos en directo todas nuestras marchas para que personas de todo el mundo puedan ver de primera mano lo que sucede en lugar de tener que fiarse en los medios de masas, que cubren nuestros eventos con titulares baratos y malintencionados.

Otra cosa que quiero mencionar con respecto a la radio es que tenemos dos canales de radio locales, que solo tratan noticias y sucesos locales desde nuestra perspectiva, uno en Ludvika (Dalarna) y uno en Kungälv (Västra Götaland). Creemos que actuar localmente y también darnos a conocer localmente tiene un buen efecto en la normalización de nuestra presencia en estas áreas. Las personas tienden a confiar más en sus medios kosher locales, mientras que nosotros somos plenamente conscientes de su juego sucio. Es exactamente lo mismo que a nivel nacional, por lo tanto es importante que intervengamos y disipemos las mentiras que se difunden sobre nosotros también a nivel local.

Nuestro objetivo es reemplazar completamente a los medios estatales y hacer que la gente sintonice con algo más saludable de lo que actualmente se les ofrece.

La rama finlandesa de vuestro movimiento ha sido prohibida recientemente pero, por lo que sé, la organización todavía está activa y la prohibición ha sido recurrida. ¿Hay alguna noticia sobre este recurso? Por otro lado, ¿cuál es la situación actual de Jesse Torniainen? ¿Hay alguna dirección en la que se le pueda contactar?

Esta rama finlandesa del Movimiento de Resistencia Nórdico apeló recientemente al segundo nivel de la corte finlandesa, pero se declaró mantener la decisión de prohibir nuestro movimiento. Según ellos, nuestra organización “atenta contra la ley y las buenas costumbres”. Una condena muy vaga, y ahora estamos esperando a ver si la corte suprema se encarga del caso y saber qué significará eso para nosotros en el futuro. Pero una cosa es segura, la lucha continuará y la revolución tomará el camino que necesite para alcanzar la victoria. La prohibición entrará en vigor a finales de noviembre.

Jesse Torniainen fue declarado culpable de agresión con agravantes a principios de este año y condenado a dos años de prisión por defender a sus camaradas de un izquierdista drogadicto mientras realizaban activismo público. Por lo que sé, su moral sigue alta, pero realmente agradecería vuestros mensajes y muestras de apoyo. Podeis contactar con él en:

Jesse Eppu Torniainen
PL 100
11311 Riihimäki
Finlandia

La represión contra el revisionismo histórico es todavía fuerte en Europa. Recientemente hemos tenido los indignantes casos de Ursula Haverbeck y Horst Mahler en Alemania, o Pedro Varela en España. ¿Qué hay de Suecia? ¿Es posible estudiar nuestro pasado sin manipulaciones y hablar libremente sobre el nacionalsocialismo histórico y la II Guerra Mundial?

Sí, hasta ahora es técnicamente legal leer y escribir sobre el nacionalsocialismo histórico, pero nuestras leyes de “discurso de odio” se están extendiendo lo máximo posible. Están cambiando constantemente las reglas del juego en cuanto a lo que se tolera y lo que no dentro del sistema legal sueco, y además tienes grupos activistas de izquierdas que denuncian a la policía cualquier cosa que hagamos esperando conseguir otro veredicto contra nosotros. Y cada vez que uno de nuestros miembros es condenado, eso crea nuevas posibilidades para ellos.

Aprendí desde que entré en el movimiento que existe una ley para los ciudadanos comunes y luego hay leyes para nosotros, personas que nos oponemos al Sistema actual de manera organizada. Somos considerados una amenaza para ellos y, por tanto, somos sus enemigos declarados. Eso significa que no hay negociación posible con ellos, no se puede razonar con ellos. Su único objetivo es aplastarnos, y así es como nos tratarán en la corte. Ser un racista en los tribunales de Suecia es lo mismo que ser un negacionista del holocausto en los tribunales de Alemania, no hay defensa. Aunque el castigo en Alemania es mucho mayor.

Por eso pensamos bien qué palabras usamos y cómo nos expresamos en nuestros medios de comunicación y cuando hablamos en la radio, para no regalarles victorias gratuitas a nuestros enemigos.

¿Son importantes los mitos y los arquetipos? Muchos episodios históricos, como la Batalla de las Termópilas, la Guerra de los Campesinos Alemanes o la Reconquista han sido a menudo evocados por diferentes grupos nacionalsocialistas en Europa. Lo mismo puede decirse de la mitología germánica (Thor, Wotan…) o de figuras semi-legendarias como Licurgo. ¿Crees que los arquetipos son necesarios para despertar el espíritu heroico europeo?

Personalmente, creo firmemente en el espíritu racial y que todos estos arquetipos renacen cíclicamente en nuestro pueblo, y que cada pueblo tiene los suyos propios.

Creo que Hitler era una de estas encarnaciones y que él, como arquetipo racial, podía hablarle al pueblo alemán como nadie más podía hacerlo. Los sionistas sabían esto, que algo absolutamente sorprendente estaba a punto de florecer en el pueblo alemán, y tuvieron que acabar con ello antes de que fuera demasiado tarde.

También estoy convencido de que esto es algo que está sucediendo hoy en el pueblo nórdico. Las personas que se unen a nuestro movimiento tienen una convicción, una fe en nuestra lucha que los nórdicos no han tenido en mucho tiempo, especialmente los suecos, que han sido lobotomizados durante siglos. Esta convicción es más fuerte que la de un soldado ordinario, digamos que el ejército sueco no cree en nada mientras que la gente del movimiento cree en un orden mundial completamente nuevo, en un sentido positivo. Algo revolucionario que no es una utopía basada en vagas ensoñaciones, sino una visión de una nación nórdica nacionalsocialista y libre que puede combatir la globalización y el sionismo. El espíritu racial nos guiará en este esfuerzo y los arquetipos se darán a conocer a medida que pase el tiempo.

¿Qué libros recomendarías como esenciales para los jóvenes militantes que ahora están dando sus primeros pasos en el nacionalsocialismo?

Si estás dando tus primeros pasos en esto, te recomendaría “Mi Despertar” de David Duke. No es una lectura nacionalsocialista, pero te dará algunos fundamentos sobre la raza y su importancia, y también lo básico en cuanto a la revolución bolchevique judía.

Después de ver “La historia más grande jamás contada”, recomiendo leer “La Guerra de Hitler” de David Irving, “La Revolución de Hitler” de Richard Tedor y también “Tormenta del Infierno” de Thomas Goodrich para entender la II Guerra Mundial desde una perspectiva diferente.

También para el espíritu de lucha mencionaría “Para mis Legionarios” de Codreanu.

Y, por supuesto, “Mein Kampf” escrito por la mismísima leyenda. Especialmente la sección de Nación y Raza.


Enlaces:
Nordfront.se
Sección en inglés de Nordfront
Programa político Our Path
Podcast Nordic Frontier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *