Cinco años sin Giorgos y Manos

“Aquellos a quienes los dioses aman mueren jóvenes.”
Menandro.

Se cumplen ahora cinco años del cobarde asesinato de los dos militantes de Amanecer Dorado Giorgos Fountoulis y Manolis Kapelonis, abatidos a tiros por criminales sin identificar delante de una de las sedes del partido heleno el 1 de noviembre de 2013.

Hoy, miles de griegos han tomado las calles bajo las banderas de Amanecer Dorado para recordar a estos mártires, jóvenes idealistas que quisieron militar por amor a su pueblo y luchar por un futuro en el que merezca la pena vivir. La marcha ha hecho su primera parada en el barrio de Neo Iraklio, donde el partido erigió un monumento a los dos militantes en el mismo lugar en que cayeron. Allí han pronunciado unas palabras Polivios Zisimopoulos, diputado de Amanecer Dorado, y Alexandros Elderas, joven militante que fue gravemente herido en el fatídico ataque hace cinco años y único superviviente del mismo. Ambos han recordado que en todo este tiempo nadie ha sido detenido, menos aún juzgado, como muchos ya vaticinaron en el momento de los asesinatos, señalando al propio gobierno griego como culpable. Tras guardar un respetuoso minuto de silencio, los asistentes han retomado la marcha y, con antorchas encendidas, se han dirigido hasta el cementerio de Neo Iraklio, donde descansan los jóvenes caídos.

Cabe recordar que entre agosto y septiembre de 2013 el entonces primer ministro de Grecia, Andonis Samarás, hizo varios viajes a EE.UU. en los que fue recibido tanto por Obama, a quien prometió personalmente luchar contra el ascenso de Amanecer Dorado, como por el Comité Judío Estadounidense, ante el que reafirmó nuevamente su voluntad de acabar con el partido nacionalista heleno.  Bien parece que, con muy poco disimulo, Samarás cumplió su palabra, pues estas reuniones fueron rápidamente sucedidas por las detenciones y encarcelamiento de los principales líderes del partido, incluido su presidente, y el asesinato de Giorgos y Manos apenas un mes después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *